¿Cómo la luz afecta nuestros ojos?

Una de las inquietudes de nuestros pacientes es como afecta la iluminación nuestra vista, es por esto que daremos una mirada a la forma en como nos afecta el exceso o deficiencia de luz en nuestros ojos.

El ojo humano es sensible a factores externos como la luz natural (la del sol) o artificial (los bombillos). Ante una gran intensidad de luz el iris contrae la pupila o miosis, para que entre poca luz al ojo y cuando la intensidad de luz es muy baja el iris dilata la pupila o midriasis, permitiendo que entre más luz, estos movimientos se realizan de forma automática..

¿Ojos cansados? puedes ver este articulo aquí

El cristalino también ayuda a proteger la retina de las intensidades de luz extremas. La luz también se asocia a aspectos fisiológicos como el ritmo circadiano que es el ciclo biológico que se repite cada 24 horas, reloj interno del cerebro sueño/ vigilia, dormir por la noche y estar despierto de día. Se ha demostrado que la exposición a la luz durante la noche y más si esta es rica en azules disminuye o elimina la secreción de melatonina, hormona reguladora del ciclo sueño/vigilia y básica en el sistema inmune.

La luz es el sincronizador más importante, el hecho de descansar, está relacionada con la secreción de esta hormona que se produce en la glándula pineal en ausencia de luz, o con longitudes de onda más largas, como la luz naranja o roja .Es por esto que en la actualidad la gente está usando anteojos con filtros amarillo o naranja para evitar el insomnio.

Las luces halógenas y el sistema de bombillas led son de alta intensidad y más proporción de luz azul provocando también deslumbramiento. Son muy sensibles a la luz azul los niños y personas con problemas o alteraciones en la retina como degeneración macular. El exceso o deficiencia de la luz produce la fatiga ocular o astenopia es la respuesta a un esfuerzo muscular prolongado .Esta causado por el uso de dispositivos electrónicos como ordenadores, Tablet, celulares e incluso por leer durante muchas horas en papel.

Las principales señales de fatiga son: escozor, lagrimeo, enrojecimiento y mayor sensibilidad a la luz. Estos síntomas, en la mayoría de los casos aparecen por excederse en las horas de uso, o contar con una mala iluminación o la presencia de demasiados reflejos en la pantalla. También pueden aparecer después de realizar trabajos que requieren mucha concentración como coser o dibujar.

¿Quieres saber como afectan las actividades cotidianas tu visión? descubrelo aquí

Para evitar estos síntomas es importante primero hacer un examen optométrico para descartar problemas de agudeza visual y si es necesario colocar anteojos con su respectiva prescripción y si es usuario de anteojos que sea una prescripción actualizada. En caso de no necesitar corrección puede usar anteojos sin formula pero con antirreflejo especial para la luz azul.

Debemos contar con buena iluminación en lo posible luz natural y si es con luz artificial es recomendable trabajar con luz focalizada sobre el área de trabajo y otra luz que mantenga la visión periférica estimulada, evitar los reflejos de la pantalla con anteojos con filtros anti reflejantes los cuales nos proporcionan una mejor calidad visual en situaciones de reflejos o cuando se conduce. Dichos anteojos se elaboran con prescripción médica o neutra si la persona no requiere de ella.

Los lentes fotocromáticos nos ayudan a proteger los ojos pues tienen protección uv que es muy dañina y adicionalmente regulan la entrada de luz en lugares con poca luz o en los que hay demasiada luz.

¿Quieres saber mas sobre lentes fotocromáticos? descubrelo aquí

Los lentes polarizados son lentes de sol que bloquean la luz reflejada y solo deja pasar la luz útil, permitiendo una visión sin reflejos, contraste y color naturales. La exposición solar generadas en entornos muy luminosos como esquiar o navegar también se asocian a algunas retinopatías, para lo cual hay lentes con filtros espejados para protección ocular de estos pasatiempos o hobbies.

SE RECOMIENDA

1- Contar con buena iluminación preferiblemente luz natural.
2- Usar anteojos anti reflejantes de luz azul para los dispositivos electrónicos, ya sean neutros o con su respectiva graduación si así lo requiere.
3- Según nuestras actividades podemos estar necesitando más de un par de anteojos: los habituales para trabajar, los de sol, para conducir, para nuestros pasatiempos, hobbies y deportes.

Recordemos que todos ellos pueden elaborarse con su fórmula y filtros especiales para cada ocasión.

 

Margarita Alpízar de Tavera
Optómetra

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *